PYMES y autónomos en el punto de mira

En los últimos meses tanto PYMES como autónomos están recibiendo comunicaciones que podrían inquietarle.

Hace unos meses nos hacíamos eco en nuestros perfiles en redes sociales de la polémica que había generado la recepción de cartas de Hacienda de carácter informativo en las sedes de PYMES y autónomos.

En estas cartas se detallaba el estado medio financiero y fiscal del sector de actividad y comparaban la situación del autónomo o PYME con ese estado medio, calculado según una ponderación y datos recabados de su sistema de estadística.

Las reacciones se dividían entre los que se sentían amenazados por una inspección por no tener resultados lo suficientemente buenos y sin haber hecho nada malo -aunque las cartas finalizaran con un recordatorio de su carácter informativo-, y la confusión por estar en el punto de mira de Hacienda.

 

La importancia de las cartas que recibes: empresas pidiéndote dinero

El mensaje en RBH Global con estas cartas siempre ha sido tranquilizador. Sin embargo, nuestra reacción es diferente cuando lo que reciben nuestros clientes son cartas de empresas privadas que se refieren a otras cosas muy distintas.

Existen empresas que envían cartas a autónomos y PYMES exponiendo que conocen que en la actividad empresarial se utiliza un software pirateado. Con este argumento, además, exigen el pago de una indemnización a cambio de no emprender medidas legales.

Este tipo de situaciones ofrece varios problemas:

  • En primer lugar, incluso suponiendo que es verdad que se utilizan licencias pirateadas de un software concreto, uno debe tener claro que la obtención por parte de terceros de esa información sobre la empresa podría haberse realizado con herramientas en el límite de la legalidad, o ilegales directamente.
  • Además, nada garantiza que estas cartas se estén enviando a todos los autónomos y PYMES de una ciudad como estrategia para probar suerte y aprovechar el miedo de quienes coincida que sí utilizan software pirata.
  • Muchas veces, la cantidad solicitada como pago por evitar una denuncia supera radicalmente el coste de las licencias para todos los ordenadores de la empresa.
  • Nada garantiza tampoco que, después del pago, no se vaya a producir esa denuncia.

Por todo ello, si recibe una carta o comunicación de estas características es imprescindible buscar un asesoramiento legal de calidad, por un lado, y que realice una auditoría en sus equipos para ver cómo han podido obtener esa información, si es que es cierta.

Esta segunda parte es vital puesto que existe riesgo de que haya habido una quiebra de seguridad en los sistemas informáticos que puede afectar a la información crítica de la empresa.

Como ocurre cuando un hacker roba nuestros datos, los cifra y nos pide un rescate para devolvérnoslos sin cifrar (ataque conocido como ransomware) en estos casos no se debe desembolsar jamás ninguna cantidad: asesórate primero antes de decidir cómo actuar.